top of page
  • Foto del escritorRLI

QA Legal y el fomento de la actividad cinematográfica en República Dominicana.

En los últimos años, la República Dominicana se ha convertido en el destino ideal para el desarrollo de la industria cinematográfica y audiovisual que cada vez más nos coloca a la vista comercial del mundo. Su ubicación, clima, escenografía, historia, cultura, relieve geográfico y medioambiental son los componentes perfectos para iniciar, desarrollar y concluir con filmes de todos los calibres y presupuestos. En ese sentido, ha sido emitida la Ley No.108-10, para el Fomento de la Actividad Cinematográfica en República Dominicana (en adelante Ley de Cine). Esta Ley persigue eliminar las barreras económicas y estructurales que afectaron la competitividad de la industria cinematográfica durante muchos años.


I. OBJETIVO DE LA LEY DE CINE

La Ley de Cine, no solo persigue disponer de una regulación legal que permita definir los límites y alcances al momento de que se vaya a realizar o se realice una producción cinematográfica en territorio dominicano, sino que trata de enfocarse en los entes que participan en el mismo para construir una guías que pueda trascender en el tiempo, de manera que por medio de esto, se mantengan abiertas las puertas al desarrollo y producción de obras cinematográficas y audiovisuales tanto nacionales como extranjeras.

II. INCENTIVOS FISCALES

En primer orden, es preciso indicar que la persona física o moral interesada en beneficiarse de los incentivos de esta Ley deberá solicitar por ante la DGCINE un Permiso Único de Rodaje para cada obra cinematográfica o audiovisual. La ley indica que la expedición del permiso será gratuita y tendrá una vigencia de dos (2) años renovables por el mismo período.

Entre los incentivos fiscales establecidos por esta ley, se encuentran los siguientes:

Incentivo fiscal destinado a la inversión en la cinematografía nacional, mediante el cual las personas jurídicas que realicen inversiones en entidades cuyo objeto exclusivo sea la producción de obras cinematográficas de largometrajes dominicanos previamente aprobados por DGCINE, tienen derecho a deducir el 100% del valor real invertido del Impuesto sobre la Renta a su cargo, correspondiente al período gravable en que realice la inversión. El monto compensable a que se refiere la Ley no podrá ser mayor que el 25% del total de impuestos a pagar por el inversionista, del año en que se realizó la inversión.

la Ley de Cine también prevé las siguientes exenciones:

a. Crédito Fiscal Transferible, a través del cual los productores, en nuestro territorio, de obras audiovisuales y cinematográficas, dominicanas o extranjeras, podrán optar por beneficiarse de un crédito fiscal equivalente a un veinticinco (25%) de todos los gastos realizados en el país que estén directamente relacionados con las etapas de preproducción, producción y postproducción de sus películas. Dicho crédito podrá ser usado para compensar cualquier obligación del Impuesto Sobre la Renta o podrá ser transferido a favor de cualquier persona natural o jurídica para los mismos fines, de conformidad con el artículo 39 de la Ley de Cine.

b. Las personas naturales o jurídicas que establezcan estudios de filmación en el territorio nacional disfrutarán de una exención del cien por ciento (100%) del pago del impuesto sobre la renta obtenido en su explotación, durante un período de quince (15) años a partir de la vigencia de la Ley.

c. Con el Permiso Único Nacional para filmar películas de cine expedido por la DGCINE, se pueden importar temporalmente al país hasta por un término de seis (6) meses prorrogables, los equipos y bienes consumibles o no, necesarios para la filmación, siempre que todos los bienes importados de esta manera sean reexportados a la finalización del término.

Con esta ley se busca incentivar el sector cinematográfico en República Dominicana, así como también captar inversión extranjera, la cual se traduce en desarrollo económico para el país. En QA Legal, contamos con los recursos necesarios para hacer valer los derechos de cualquiera de las partes involucradas en el sector cinematográfico, brindando no solo el conocimiento, sino también la experiencia necesaria para brindar seguridad jurídica en sus transacciones.




bottom of page